Starman

Sin duda, la estrella de la carta. Mousse de limon dulce con galletas, tan deliciosa que parece caida del cielo.